"Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide"

martes, 20 de abril de 2010

Tantas promesas vacías que en algún tiempo alguien juró con su ser ante nuestros ojos. Promesas que con el paso del tiempo, desgastadas y sin vida se encuentran guardadas en último cajón de la casa vieja que dejamos para mudarnos a la ciudad.´
Mundo agitado y modernizado, cegados estamos una vez más, ante el brillo de las luces de neón que en la noche tiñen el negro cielo.
Cegados e inconscientes de lo esencial que se esconde de nuestros ojos, jugando la más difícil partida de escondidas que hemos podido participar.
Punto y coma, el que no se escondió se embroma, y ahí estamos... Sin un lugar dónde ocultarnos de la vida que nos busca.
Adrenalina corre por tus venas, buscando un lugar donde asegurarte.
Todos jugamos, todos ganamos y todos perdemos.
¡Pica para todos mis compas! Promesa olvidada en cuanto la oportunidad de llegar hasta el otro lado y asegurar una partida ganada se presenta en esta ciudad con luces de neón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada