"Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide"

martes, 20 de abril de 2010

La pregunta es: porqué nos dicen que debemos ser delgadas, sabiendo que todo lo que nos rodea es extremista y crea una realidad totalmente inalcanzable pero aún así sigue siendo la cabeza de la pirámide de la estética femenina.Muchos dicen que se basa en la teoría de la libertad, la que para ser más específicos nace en los años veinte con la idea de la revolución femenina, estableciendo que un cuerpo delgado era lo contrario a una mujer sumisa y entregada al hombre (léase: una mujer robusta y provista de nutrientes para sólo tener buenos hijos y limpiar la casa ).
Pero esta afirmación se contradice con la teoría de la feminidad que también se establece tiempo atrás declarando que la mujer debe comer poco (comida pajarito dirían algunos) debe representar fragilidad, tranquilidad, temerosa y el tan conocido carácter sumiso dentro del estatus de una familia tallada a la antigua.
También encontramos la ridícula teoría del deber, ¿qué quiero decir con esto? Que según la sociedad actual la mujer debe dar todo de sí misma para demostrarle al hombre que ella es capaz de ganar su atención y su aprobación sobre el resto de sus contrincantes, pero para qué resaltar los rasgos de las características mentales, si podemos sorprenderlo estéticamente y dejándonos llevar por más teorías capitalistas y mediáticas ( Capitalistas y mediáticas, porque los medios se fusionan con el bien llamado capital para inducir a la mujer al avatar de belleza perfecta como alguien excesivamente delgado, sin arrugas ni ninguna otra naturalidad de la piel y convencerlas de que esto sólo se gana por medio de productos y medios costosos realmente inútiles que solemos comprar desesperadamente para ganar algo parecido al avatar que nos ofrecen)
Para ser sincera, podría seguir nombrando muchas teorías pero todas se reducen a una realidad envuelta en capas y capas de mentiras que ciegan a la mujer de ver la verdadera belleza estética y nos conducen a una paranoia inevitable, una estupidez si me permiten decirles. Y eso que no hablé de la moda, ni modistos...
En fin, el mundo está lleno de gente que decide como su plan futuro decir que hacer a los demás, está en nosotras tomarlo o no, pero la belleza es tan diferente que nunca se podría tener un avatar preciso que se adapte a todas las mujeres.
Mi conclusión: Lo estético es pasajero, no dejemos que nos corrompa la mente y sólo vivamos. Gordas, flacas, estiradas o chatas. Mujeres en fin, y eso nos da de por sí el don de la belleza


¡disfrútenlo y vívanlo!
@ Musa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada