"Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide"

viernes, 5 de febrero de 2010

Te miro y veo en tus ojos el reflejo de aquello que siempre creí inalcanzable, aquello que hoy es mío por naturaleza. Te toco y siento la armonía que fluye entre las partículas de cada ser fundiéndose hasta llegar a ser uno. Un ser mezclado de influencias buenas y malas, bellezas y horrores pero más que nada con aquella sonrisa que el primer día robó mi aliento, con aquellos besos que sanaron mis heridas cicatrizándolas sin secuela alguna, aquellas caricias por las cuál mi mente enloquecía pero más que nada por esos ojos, que por una mirada hasta mi vida daría. Sé mía, una vez más. Una noche más, sólo sé mía y al momento del alba dime qué quieres que me quede y así lo haré. Nada de súplicas, sólo necesito una simple sugerencia y podré darte todo en esta vida y aún más. Nunca estarás sola, regresa aquí y nunca estarás sola. Regresa a mí y cuidaré de ti. Sólo déjame cuidarte esta noche y verás que al alba seremos uno esperando al infinito que nos verá brillar. Sólo esta noche, déjame cuidarte…


- él le dice a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada