"Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide"

lunes, 8 de febrero de 2010

No veo y tampoco encuentro necesaria la persecución en la gente. La humillación producida por un pasado aterrador que nos asecha como el primer día. Un pasado que no da perdones ni pide explicaciones, sólo quiere y necesita dos cosas – conciencia y memoria -. Indignado claro está que ante él se levante un rascacielos con el título de poder y algunos lo apoden ‘capitalismo’ que con un simple mover de dedos todos aquellos que se atrevan a recordar o a tener aunque sea una mínima conciencia se verán sometidos a un silencio eterno.
Siglo XXI, ¿Dónde está la inteligencia humana? La que nos permitió vivir tantos siglos. Ah claro está siendo torturada en el último piso del rascacielos a manos del hombre posmoderno que en vez de vivir, sobrevive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada